71.jpg
Tanzania, es uno de los países africanos con mayores ofertas para los amantes de la naturaleza. Aquí, los turistas podrán explorar por los distintos territorios que ciertamente le cautivarán por su belleza otorgada por la perfecta combinación que hace la fauna y la naturaleza.

En este sentido, las razones para elegir a Tanzania como destino turístico son varias: allí está, por ejemplo, el Kilimanjaro (5.149 metros), la montaña más alta de África; el cráter del Ngorongoro, una de las maravillas naturales del mundo; o, por cierto, el parque nacional Serengeti, el más importante de Tanzania, el cual, cuenta con 14 mil kilómetros cuadrados de extensión y donde viven cientos de especies de animales.

El momento más especial es durante el período de lluvias (de marzo a mayo), cuando se producen las grandes migraciones. Así, en el Serengeti es posible presenciar, en vivo y en directo, la partida de dos millones de animales -cebras, antílopes y ñúes, principalmente- rumbo al Norte, hacia Kenia, en busca de alimento que luego desaparecerá cuando llegue la estación seca.

Por otro lado, una particularidad a tener en cuenta, es la visita al Este del Parque Nacional Tarangire, vecino al Serengeti, donde las planicies de Simanjiro son uno de los últimos sitios salvajes inexplorados del país, donde los animales conviven en armonía con sus habitantes originales, los maasai.

Vía: El País
Imagen: Living Viajes