2.jpg
Este Parque Nacional de Tanzania, uno de los más grandes de África, con sus cerca de 13.000 kilómetros cuadrados, esa famoso en el mundo entero por las migraciones anuales que sufre de diferentes especies, algunas de las cuales no pueden encontrarse en otros sitios. Entre ellas destacan especialmente los núes. Por otro lado, también están los denominados “cinco grandes animales del parque”, es decir, el león, el leopardo, el elefante, el rinoceronte y el búfalo cafre.

Otro aspecto interesante de este espacio es que allí cerca se encuentra la denominada Garganta de Olduvai, en la que se han hallado un sinfín de fósiles de homínidos. Además, el parque es limítrofe con la Zona de conservación de Ngorongoro, que forma parte del gran ecosistema del Serengueti, motivo por el cual la llegada de turistas al lugar suele multiplicarse en ciertas épocas del año.

Una de las claves para entender el apostamiento de este parque de esta cantidad de animales, es que el pueblo Masái ya criaba a sus animales en las llamadas entonces “planicies sin fin” de la región, unos 200 años antes de la llegada de los primeros exploradores europeos, aunque todo cambió cuando el geógrafo y explorador alemán Oscar Baumann llegó a la región en 1892, matando tres rinocerontes durante su estada en el cráter de Ngorongoro.

Hay que destacar que cuando hablamos de este parque nacional, no lo hacemos solamente acerca del más grande del país, sino también de uno de los mayores atractivos turísticos de Tanzania, considerando además que las principales compañías de excursiones locales, te llevan a recorrerlo en el primer día de visita en el lugar.

Vía: Wikipedia
Imagen: Taringa