71.jpg
¿Alguna vez has visto la famosa película infantil “El Rey León”? Pues piensa en los fabulosos paisajes que presentaba esa atrapante historia de animales que paseaban un territorio completamente natural. Tanzania, es un sitio que te brinda la oportunidad de ser parte de esa historia disfrutando de sus paisajes, muy similares a los del film.

Pisa las tierras del Parque Nacional del Serengeti y descubre uno de los escenarios más increíbles del mundo. Crea tu propia historia, imagina tus propias aventuras y has que tu paseo por Tanzania, sea un viaje realmente inolvidable.

De esta manera, haciendo especial referencia al Parque Nacional del Serengeti, es importante destacar la presencia de los “kopjes”, un atractivo que embellecen aun más la propuesta de este paisaje. En este sentido, los kopjes son unas inmensas formaciones graníticas que surgen en la sábana africana.

Asimismo, es preciso e interesante tener en cuenta, que el nombre “kopjes” es de origen holandés y se pronuncia “copis”. Dichas piedras, con el tiempo se han ido erosionando por su capa exterior, por lo que actualmente solo queda la parte más dura de éstas, principalmente del granito con forma redondeada.

Sin embargo, cabe destacar, que nada en la naturaleza es casualidad. Pues estas piedras también tienen un rol en el parque, y se trata de que sirven a los depredadores, sobre todo los leones, quienes se sitúan en ellas para divisar sus posibles precias; símbolo además para remarcar ante otras especies su superioridad y tal como lo indica la historia, su reinado en la selva.

Vía: Mi Nube
Imagen: Africa Dream Safaris