1.jpg

Calificado por el célebre escritor Ernest Hemingway como el “más adorado sitio que he visto en África”, el Parque Nacional del Lago Manyara es uno de los espacios naturales más imponentes que podemos encontrar en este continente, y se encuentra situado en Tanzania, a unos 50 kilómetros de la escarpada del Valle del Rift.

Entre todos los elementos que forman parte de esta puesta en escena, evidentemente el propio Lago Manyara es el más importante de ellos. Incluso, se trata de uno de los recorridos más microscópicos en los que podemos darnos una idea general de las extraordinarias aventuras que desprende la posibilidad de realizar un Safari en estas tierras.

Este sitio, que tiene unos 330 kilómetros cuadrados, de los cuales 200 están recubiertos por el propio lago, es uno de los más bellos que podemos encontrar al norte de Tanzania, y se ha hecho famoso especialmente para los turistas por su cercanía con el mercado de “Mto wa Mbu”, siendo que a ambos se llega por la misma carretera, realmente muy sinuosa.

Una vez asentados dentro del Parque Nacional, podemos realizar los espectaculares Safaris nocturnos, canotaje cuando los niveles de agua del lago lo permiten, visitas culturales, excursiones en bicicleta, rappel, y caminatas por los bosques locales, incluyendo descansos para hacer picnics en medios de la selva.

Ten en cuenta al acudir a este espacio, que si quieres ver grandes mamíferos es mejor que acudas entre los meses de julio y octubre, mientras que si tu objetivo son las aves, te recomendamos de noviembre a junio.

Vía: Ikuska
Imagen: Fotos Mundo