15.jpg
Lamu y Mafia eran parte de Zanzíbar, antiguamente un próspero sultanato que floreció con el comercio de esclavos y especias. Pero las circunstancias cambiaron cuando un sultán cedió la isla a los colonizadores británicos, que la incorporaron a Kenya; mientras que Mafia fue vendida a los alemanes, la potencia colonial en Tanganica en 1890, hoy Tanzania.

La isla de Mafia incluye uno de los parques marinos más grandes de Africa, el de la bahía de Chole. La mayor parte del parque se encuentra menos de 20 metros por debajo de los niveles promedio de la marea, y presenta vistas espectaculares de la vida submarina, tanto para el buceador experto como para el novato. Bahía Chole tiene algas multicolores, corales blandos y duros, manglares y pastos submarinos.

Nadar con delfines, alojarse en una casa arbórea en la costa, bucear entre peces tropicales multicolores: las islas de Lamu y Mafia, frente a la costa oriental de Africa, ofrecen estos placeres y muchos más.

En el refugio se intenta preservar la enorme variedad de vida silvestre marina y terrestre de Tanzania. En la zona se encuentra la Reserva de Vida Silvestre Selous, la mayor de Africa, y los vastos manglares del delta del río Rufiji, una de las principales de desove de peces en el Africa oriental.

El archipiélago de Mafia incluye la isla Chole, donde los viajeros se alojan en grandes casas arbóreas junto al mar, rodeados por manglares y vegetación tropical. Desde las plataformas de observación, en el crepúsculo se observan los grandes murciélagos comoros que salen en busca de los frutos tropicales que son su alimento.

Un paseo por la aldea es como retroceder en el tiempo. La bicicleta es el medio de transporte más moderno. Los nativos recorren la playa al bajar la marea para atrapar calamares. Otros usan cuerda y anzuelo para pescarse la cena.

El turismo ha generado nuevas fuentes de ingreso para los locales, que venden sus productos al hotel y trabajan en éste.

Vía: El Universal
Imagen: Sobre Turismo