tanzania251013.jpg

Wezesha es una de esas instituciones sobre las que probablemente no vayas a escuchar hablar en el noticioso de algunas de las principales cadenas televisivas mundiales, pero cuyo accionar resulta fundamental para las muchas casas que trabajan con la salud en Tanzania, y más particularmente en las últimas semanas, en relación al colectivo LGBT.

De hecho, la institución viene trabajando desde hace tiempo con habitantes de muchas de las ciudades de Tanzania entre las más importantes del territorio local, y si pensamos que no sólo asiste a quienes están en crisis, sino que además ahora lo hace para con una de las colectividades más defenestradas del continente africano en su conjunto.

“Cuando una persona comete un acto de odio en contra de otro, ambos son perjudicados. Cuando a los niños se les enseña la ignorancia y el odio, más que el conocimiento y la aceptación, toda nuestra sociedad se daña”, indicó al respecto una de las personas que trabaja dentro de esta institución, y que ha señalado la importancia de que se enseñe el respeto con respecto a quienes forman parte del colectivo LGBT.

La idea en este caso específico es que quienes necesiten asistencia, puedan acceder a pruebas del VIH, detección de tuberculosis, tratamiento, atención y apoyo psicológico ante los maltratos que puedan llegar a recibir por parte de las personas que aún no entienden que la necesidad a la comprensión es tan importante como la de la salud. Por suerte, no es el caso de la gente de Wezesha.

Vía e imagen: In Out Post