tanzania080114.jpg

Tanzania construirá un Aeropuerto cerca del Parque Nacional de Serengeti. La prolongada batalla por la construcción de un aeropuerto internacional cerca del Parque Nacional del Serengeti -Tanzania- está a punto de terminar. La construcción de las instalaciones se espera que comiencen a principios del próximo año. La Autoridad Civil de Tanzania ya aprobó el proyecto. Lo que queda es el lanzamiento de un informe de evaluación ambiental por parte del Consejo Nacional de Gestión Ambiental (NEMC).

Durante seis años el gobierno de Tanzania ha enfrentado una dura resistencia de ambientalistas y conservacionistas que se oponen a la construcción del ultramoderno aeropuerto. La decisión del gobierno se tomó después de haber abandonado la idea de construir una carretera asfaltada de 321 kilómetros a través del Parque Nacional Serengeti, ya que iba a atravesar una conocida ruta de migración animal.

La gran inversión de dinero que demandará la obra disminuirá el tiempo invertido por los turistas que viajan desde el aeropuerto más cercano -Arusha- hasta el Serengeti. El aeropuerto se construirá en la ciudad de Mugumu, a veinticinco kilómetros del Parque Serengeti, para facilitar el movimiento del turismo y se tratará de un aeropuerto de tamaño intermedio, para vuelos de hasta sesenta pasajeros.

Este proyecto es parte del plan del Presidente Kikwete’s para desarrollar el circuito turístico del norte del país y mayores inversiones, así como para permitir que lleguen al nuevo aeropuerto grandes jets con pasajeros que en minutos podrán estar ya visitando al Serengeti. Los turistas podrán optar de todas formas por aterrizar en el aeropuerto de Kilimanjaro.

El gobierno tiene la esperanza de que la construcción de un aeropuerto cerca del parque será beneficiosa para las personas que residen en la zona. En la actualidad, sólo el 18% de los ingresos generados en el Circuito Norte -donde se encuentra el Parque- beneficia a la zona.

Los opositores alertan acerca de sus temores ante un posible aumento de las actividades humanas cerca del ecosistema Serengeti-Mara. Ellos argumentan que el nuevo aeropuerto interferirá con el desarrollo sostenible de la zona. Además, sostienen que el despegue y el aterrizaje de los enormes aviones que se esperan perjudicarán los patrones de migración de los animales.

Vía: Zegabi
Imagen: Aereoo