13.jpg

La Isla de Mafia situada a sólo 25 kilómetros de las costas de Tanzania en el Oceano Índico, no es tan reconocida, sin embargo es considerada una de las playas más fascinantes de África, establecida en 1995 como Parque Marino.

El mar que rodea la Isla de Mafia encubre un abanico excepcional de hábitat marino tropical, donde se incluyen los arrecifes de coral, grandes praderas de pastos marinos, manglares, lagunas y hasta llamativos bosques costeros, recomendable para los amantes del submarinismo.

Además, Mafia, alberga tortugas verde y carey como así también tiburones, barracudas, meros, pez aguja, espada, manta raya, morenas y peces ballesta en abundancia por estas aguas. Sin lugar a dudas, la Isla ofrece un espectacular diversidad de fauna marina.

Pero no sólo se ofrece un hermoso paisaje, sino también una increíble historia aguardada por la belleza natural. De hecho, esta isla era el lugar en donde se reunían y excarcelaban en cuevas a los esclavos capturados en la misma zona. Se estima que alrededor de cuarenta mil personas, entre ellos hombres y mujeres, eran apresados cada año para arrastrarlos a los degradantes mercados de esclavos. Situación que no concluyó hasta 1873, año en el que se firmó el Tratado que abolió definitivamente la esclavitud.
Las playas paradisíacas de aguas transparentes despiertan la imaginación de los turistas para descubrir cientas de historias ocurridas en cada rincón de allí, puesto que el archipiélago se ha convertido en un lugar tranquilo y solitario.

Imagen: Viaje Turismo