81.jpg
Si el sitio elegido para aprovechar el período vacacional es Tanzania, hay ciertas cuestiones con respecto al clima que deben tenerse en cuenta, con el fin de adecuar en el período o época indicada nuestro paseo por la gran Isla.

De esta manera, el turista debe tener en cuenta que Tanzania se caracteriza por poseer un clima generalmente tropical, el cual se diferencia de la costa al interior, aunque a su vez, tienen algo en común, las intensas temperaturas de calor, que durante la mayor parte del año, son muy elevadas.

Por otro lado, en las zonas costeras, el clima se suaviza un poco más que hacia el interior, pues el calor, en ocasiones, suele superar los 40 grados, razón por la cual, la mayoría de los turistas se acercan a las playas para disfrutar del calor y las tibias aguas del mar.

Con respecto a la costa del océano Índico, ésta se caracteriza por tener también un clima muy tropical, aunque los niveles de humedad suelen ser algo elevados y también con posibilidades de lluvias torrenciales.

Es necesario tener en cuenta, entonces, que las temporadas de máximas precipitaciones se dan en las temporadas de primavera y otoño. Mientras que en la zona interior, las temperaturas son mucho más altas y más extremas que en la costa.

Para quienes no gocen de las temperaturas fuertes y calientes, la zona más fría del país es el Kikimanjaro, en cuya cima, las temperaturas pueden llegar a bajo cero durante las noches.

Vía: Costa Sur
Imagen: Nature N Environment