tanzania251213.jpg

Una de las noticias que todos los amantes de Tanzania, la naturaleza y los animales no queríamos escuchar, ha terminado por confirmarse en aquellas tierras en las últimas horas. El caso es que las autoridades locales han anunciado que “se un aumento de la caza furtiva de elefantes”, por lo que ya se están analizando nuevas medidas de fuerza para intentar terminar con estos inconvenientes para el turismo y la conservación de especies locales.

El problema, de acuerdo a las autoridades, ha ido a más desde que el Poder Ejecutivo local se viera obligado a poner fin hace un par meses a una controvertida campaña contra esta práctica, la cual llevó a muchos de los ministros nacionales a ser acusados de violar los derechos humanos de algunas personas que se encontraban acusadas de matar estos animales, incluso en muchos casos sin los esperados juicios previos.

El caso es que ahora existe una especie de discusión entre personas de uno y otro bando. Según Lazaro Nyalandu, viceministro de Turismo y de Recursos Naturales, “en noviembre y diciembre, más de 60 elefantes fueron asesinados en todo el país”, siendo que en el mes de octubre, cuando la mencionada campaña se encontraba todavía vigente, en octubre por citar un caso, sólo dos animales habían sido asesinados.

La campaña, que es polémica desde su nombre “Operación Tokomeza” (que significa “aniquilar”), fue como habíamos mencionada, acusada de provocar muertes, torturas y violaciones en personas no relacionadas con la casa furtiva de animales, debido a que los guardias del Estado tenían orden de disparar a matar contra los cazadores furtivos, incluso antes de estar seguros si eras malechores de esta calaña.

Vía e imagen: ABC