tanzania9.jpg

Hace unos días hablábamos del asesinado del sacerdote católico P. Evarist Mushi, el pasado 17 de febrero, a manos de un grupo de jóvenes musulmanes en Zanzíbar (Tanzania). Pues bien, varios días después de conocida la noticia, las autoridades locales han informado que continúan a la búsqueda de los sospechosos.

En este sentido, Paolo Taffuri, Coordinador de la ONG Familia Mundial de Radio María África, ha señalado que las investigaciones siguen el carril correcto, teniendo en cuenta que los enfrentamientos entre católicos y musulmanes por el expendio de carne en la última semana fueron constantes, y que se cobraron esta vida, lamentablemente.

“El domingo, cuando el sacerdote se dirigía a celebrar Misa, apareció una moto con dos ocupantes. El que iba atrás le disparó en la cabeza ocasionando su muerte inmediata. No hay aún culpables, la policía está investigando las razones del asesinato”, declaró esta misma persona a los medios locales, confirmando además que el funeral se llevará a cabo en las próximas horas.

El hecho es que sobre todo en Zanzíbar, y también en la zona sur del país, donde residen la mayoría de los musulmanes, se ha profundizado la violencia entre integrantes de ambas religiones, en este caso porque los católicos mantenían sus carnicerías abiertas en días que los musulmanes tienen prohibido comer carne.

Vía: ACI Prensa
Imagen: Agencia Católica México