tanzania20.jpg

Muchas veces hemos hablado aquí del lamentable trato que se les da a las personas albinas en Tanzania, considerando que algunas de ellas llegan a ser muertas, y en el peor de los casos, mutiladas vivas hasta que fallecen desangradas, todo para utilizar las partes desprendidas de sus cuerpos a fin de formar amuletos.

El hecho es que para muchas tribus locales, y aunque parezca increíble también para personas que no pertenecen a ninguna creencia religiosa en particular, los albinos están malditos, y la única forma de mantenerse a salvo de sus maldiciones, es portando amuletos que estén hechos con partes de sus cuerpos.

Por eso, y considerando que más de 15.000 personas albinas viven en Tanzania, con el índice más alto de todo el mundo, no podemos dejar de considerar esta situación, sumada a los perjuicios que el sol constante sobre sus cabezas les provoca, de modo que sobrevivir les es casi imposible, y no tanto por febo, sino más bien por el rechazo social.

Por ello, la fotógrafa y periodista Ana Palacios, ha presentado su exposición fotográfica: “La ruleta rusa de Mendel. Albinos en Tanzania”, donde luego de haber viajado a este país explica que incluso algunas personas consideran que si tocas a un albino puedes llegar a enfermar, lo que ha derivado en esta tan lamentable situación actual.

Vía: Mirada 21
Imagen: Focus on Women