20.jpg
Sobre la costa de Tanzania está el archipiélago de Zanzíbar al que se llega usualmente en ferry aunque claro, también en avión. Zanzíbar representa una gran cantidad de ciudades, todas ellas muy atractivas por sus construcciones edilicias y ambientaciones turísticas. Sin embargo, cuando se trata de naturaleza y de playas el destino que sobresale es Nungwi.

Nungwi es una pequeña y pintoresca aldea que está situada en el extremo norte de Zanzíbar. Estando en Ciudad Piedra o Stone Town hay entre 1 hora y 2 horas de viaje en coche. La playa de la aldea es un pequeño paraíso que ciertamente cautivará nuestra atención con sus encantos de arenas blancas y suaves, cual harina, y un mar turquesa que encandila. Con aguas tan claras y de temperatura tan agradable el snorkel y el buceo son las actividades preferidas de todos los turistas.

Una de las particularidades de Nungwi, es que aun no se ha masificado y la infraestructura turística es poca; por lo que es elegida muchas veces por los viajeros que buscan paz y tranquilidad.

Por otro lado, con respecto al alojamiento, hay cabañas y hoteles. Y no faltan los restaurantes y los bares, los centros de buceo y las agencias para contratar paseos por alta mar, ya sea cruceros o excursiones de pesca. La aldea es de pescadores así que en un rincón de la playa suelen agruparse muchos botes. Tantos que al atardecer se pueden llegar a contar varias decenas y algunos incluso salen a pescar de noche.

Sobre la costa norte de la aldea hay un viejo faro y un santuario de tortugas, también acuario, que cuida de estos animales hasta que son los suficientemente grandes como para lanzarse al agua. No son instalaciones artificiales sino que se trata de un estanque grande y natural de agua salada que se forma en el acantilado con la marea.

Vía: Diario de un Turista
Imagen: Viajejet