tanzania18.jpg

Más allá de las sospechas que siempre tuvieron los científicos de todo el mundo en cuanto a la relación existente entre los monos y los simios, que de hecho queda bastante clara a la vista, nunca se había podido comprobar mediante un descubrimiento o hallazgo que ambas especies provinieran de la misma familia, como ha sucedido ahora.

El caso es que un grupo de paleontólogos ha descubierto el fósil de una muela de más de 25 millones de años que tendría toda la información necesaria para corroborar la relación entre monos y simios, habiendo dado con la misma hace un par de años en Tanzania, y próxima su publicación ahora en la revista especializada “Nature”.

En este sentido, el equipo investigador, formado en su mayoría por estadounidenses y australianos, ha señalado que los monos y simios descienden directamente de los humanos, y que en ese período pudieron haber pertenecido a la misma familia, dado que sus características eran más semejantes que las actuales.

De hecho, se considera que a partir de las divisiones posteriores, es que se produjo la existencia de especies que incluso ya se han extinguido, como sucedió por ejemplo con el “mono del viejo mundo” del que derivan en la actualidad tanto los babuinos como los macacos, perteneciendo los simios, a los “monos del nuevo mundo”.

Vía: Noticias de Navarra
Imagen: El Comercio